Proyectos AREA Q

Aprovecha bien tu tiempo cada día

Aprovecha bien tu tiempo
cada día

 
No nos damos cuenta pero hay muchos momentos del día que los desperdiciamos o no los utilizamos en su máximo potencial. Debemos averiguar cuáles son las horas más productivas para cada uno de nosotros. Si eres una persona que funciona más productivamente entre las 12 y 3 de la tarde, organízate para que le dediques esas horas a las cosas más importantes. Asuntos que requieran más concentración o que sencillamente sea de más relevancia para ti desarrollarlos en los mejores momentos de tu creatividad y concentración.

Igualmente puedes averiguar cuál es el horario en el que peor rendimiento tienes para dedicar en esos ratos las actividades rutinarias como lo es organizar o archivar documentos que no requiere de mucha concentración ni brillantez.

Cuando tenemos el cuidado de colocar nuestras actividades de cada día de acuerdo a nuestro rendimiento, nuestra productividad es mayor y damos lo mejor de nosotros mismos cuando así lo requerimos, porque nos encontramos en un momento de máximo rendimiento y aún en los momentos en los que no estamos rindiendo bien estaremos solucionando cosas aunque más triviales o rutinarias.

También puedes aprovechar tu tiempo sacándole el mejor partido si aprovechas los momentos de espera entre un asunto y otro, cuando te cancelan una junta o comida, mientras te entregan unos datos, etc. Si llevas contigo la lista de proyectos que tienes activos y con el desglose de sus tareas pendientes, podrás recurrir a ella en cualquier momento de tu día e ir solucionando poco a poco, cosas de dicho proyecto.

Esa es la forma de ir alcanzando nuestras metas. Siempre decimos "no tengo tiempo" pero la verdad es que no lo estamos organizando para sacarle su máximo rendimiento a cada día de nuestra vida.

Si todos los días llevas a cabo alguna tarea aunque sea pequeña, de algún proyecto que tienes pendiente, además de tu trabajo del día, llegará un momento en el que verás realizado ese proyecto. Si continúas diciendo que no tienes tiempo y desaprovechando tus espacios potenciales, nunca vas a lograr nada aparte de ir solucionando tu trabajo normal.

Puedes también proponerte desarrollar algún proyecto que sea beneficioso para la empresa, aunque no te lo hayan encomendado. Si tienes los conocimientos, la experiencia y preparación necesarios además de la idea, podrás presentarlo una vez que lo hayas completado. Es en este caso en el que los ratos libres o de espera, te pueden ayudar a ir logrando esta meta.

Hay otra forma de hacer más productivo nuestro día y esta es la de organizar tu agenda para que ciertas actividades las realices en determinados momentos del día en los que debido a las circunstancias, te encontrarás en mejor situación de resolver. Momentos en los que sabes que no tendrás distracciones alrededor, o cuando muchos compañeros de trabajo se encontrarán en una junta, cuando tu jefe no se encuentre en la oficina, en fin, que tu puedes saber cuáles momentos puedes aprovechar para ciertas actividades e ir cumpliendo en tus pendientes.
Si te mantienes organizado y con tus metas al alcance en todo momento, podrás consultarlas continuamente e ir llevando a cabo tareas de todas tus metas y proyectos. Así lograrás ir encaminándolas todas y llegará el día en el que vayas viendo el logro de tus objetivos con éxito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: